Banner

La nueva Barbie 'espía' graba las conversaciones de los niños.

Hello Barbie, la nueva muñeca de Mattel que será lanzada en septiembre, cuenta con un software diseñado por la empresa ToyTalk que utiliza algoritmos de aprendizaje automático. Esto significa que la muñeca, que tiene una conexión de Internet inalámbrica, aprende de conversaciones previas y va desarrollando habilidades conversacionales.

El flamante producto de Mattel abrió de inmediato un debate que puso en alerta a las asociaciones de consumidores de los Estados Unidos: ¿Es ésta una Barbie que "habla" o una que "espía"? La compañía estadounidense rechaza de plano la segunda opción, y señala que si las conversaciones van a quedar grabadas durante dos años es, justamente, para que el software vaya perfeccionándose.

La marca fabricante de Barbie aseguró que las grabaciones de los niños no serán vendidas a terceros, ni tampoco escuchadas por alguien. Las computadoras de Mattel y de ToyTalk sólo van a analizar esos audios para que la muñeca vaya aprendiendo a distinguir acentos, errores de dicción o gramaticales y tonos de voz. Y, además, los padres deberán autorizar a Hello Barbie a grabar las charlas con sus hijos.

¿Un problema?

Como ya lo explicó la organización Centro para una Infancia Libre de Presiones Comerciales (CCFC, por sus siglas en inglés), ToyTalk no renuncia en su sitio web a la utilización comercial de la información que reciba a través de los juguetes.

Los diálogos de un niño con sus juguetes pueden revelar múltiples datos: qué programas de televisión o de computadora le gustan; qué otros juegos practica; qué comidas prefiere; qué actividades sociales le interesan más, etc., según publica el periódico El Mundo.

Otro factor que ha generado polémica es que, al dirigir el aprendizaje de Barbie, Mattel y ToyTalk están, en la práctica, dirigiendo el juego de los pequeños. Al otro lado de la muñeca está un algoritmo hecho para jugar según criterios que no tienen que ver con la imaginación de los niños.

La controversia con Hello Barbie es apenas una pequeña parte del problema de los sistemas de reconocimiento de voz que permiten darle órdenes a los teléfonos móviles, las tabletas o las computadoras.

Banner
Banner
Banner
Banner