Banner

¿Eres muy perezoso y quieres perder peso? Solo sigue estos 5 consejos.

Si eres de los que detestan contar calorías o seguir rutinas estrictas de ejercicios, y aún así quieres bajar de peso, pues no todo está perdido. Existen 5 formas extremadamente fáciles para perder algunos kilos y sentirte bien sin tomar medidas drásticas, ¡toma nota!

1. Toma mucha agua: probablemente has escuchado este consejo un millón de veces, pero de verdad funciona.  Cuando te acostumbras a consumirla en cantidad, inmediatamente tienes menos hambre, más energía y tu piel luce fantástica.  Si es difícil para ti tomar agua, puedes mezclarla con limón o alguna otra fruta y tendrás la sensación de estar tomando una bebida refrescante.

2. Pausa cada cuarto de tu comida: esto es más efectivo de lo que crees.  Todo lo que tienes que hacer, mientras comes, es parar y hacer una pausa por algunos minutos después de cada cuarto de tu plato.  Toma un poco de agua, conversa con tu compañero de mesa, revisa tu email, etc.  Simplemente esfuérzate en parar y digerir por un momento, y si sigues teniendo hambre, repite el procedimiento.  Casi sin excepción, después de la segunda pausa pierder el hambre, ya que el estomago le envía un mensaje al cerebro y le avisa que estamos llenos antes de que consumamos el plato entero.

3. Usa la cafeína estratégicamente: usa la cafeína, bien sea en forma de frapuccino o de una taza de té caliente, para tu provecho.  Comienza tu día con esta bebida (y trata de tomarla lentamente, así perderás el apetito hasta la hora del almuerzo), pero también consume un poco de cafeína en la tarde cuando tengas antojos de algo dulce.  Esta sustancia va a suprimir tus ganas de comer y te dará algo que hacer para calmar la ansiedad en tus manos y en tu boca.  Muchas veces después de consumir la cafeína perderás las ganas de consumir el snack que tenías pensado (y que te dará más calorías).

4. Planífica tareas que te obliguen a caminar: esto es algo mucho más práctico si vives en una gran ciudad donde caminar es la norma, pero puedes organizar tus diligencias de manera que tengas que caminar.  Establece reuniones donde sepas que puedes llegar a pie, sal de compras en lugares que se encuentren en un boulevard o una calle en vez de un centro comercial, entre otras cosas, son formas sencillas de aumentar tu tiempo al día caminando.  Si te propones dar 15 o 20 mil pasos al día puede sonar tedioso, pero si los integras en tus actividades, no te darás cuenta de que lo estás haciendo.

5. Date mínimos en vez de máximos: Si no te gusta restringirte, es más fácil y más sano ponerte mínimos en tus hábitos alimenticios diarios, y luego permitirte hacer lo que quieras.  Todos los días ponte una meta de consumir al menos 1 fruta y 1 vegetal, tomar tus suplementos, y tomar el agua que necesitas.  Una vez cumplida esta meta, puedes comer sin menos sentimiento de culpa.  Y lo grandioso es que, cuando ya hayas llegado al objetivo de lo que “tienes que comer” saludable, tu estomago no tendrá mucho espacio para consumir otras cosas menos sanas.

Banner
Banner
Banner
Banner