Banner

Cómo quemar calorías en la oficina.

Una vida profesional ajetreada puede dificultar tu capacidad para hacer ejercicio. Haz clic para ver algunos consejos básicos para quemar calorías mientras trabajas.

Aparca el coche lejos de tu oficina

Si aparcas el coche a cierta distancia de la entrada de tu oficina, te obligarás a caminar un poco cada día.

Usa las escaleras

Una de las formas más sencillas de quemar calorías es subir y bajar escaleras en lugar de usar el ascensor.

Usa una pelota de fitness

La pelota de yogade ejercicios hace que mantenerte recto sea un esfuerzo. Según un psicólogo de ejercicio de la Universidad de Wisconsin, Estados Unidos, también perteneciente al Colegio de Médicos Deportivos de América (FACSM), "La gente suele tener una postura dejada y mala. Al sentarte en una silla, los abdominales quedan sueltos y se reduce la fuerza de los músculos del torso. Si usamos una pelota de ejercicios, contraeremos ambas áreas".

Ejercicios en la mesa

Puedes hacer ejercicios de triceps, estirar tu túnel carpiano y tus hombros, y otros ejercicios que ha compilado Forbes.

Muévete

Para alguien que no se mueve mucho durante las horas de trabajo en la oficina, la columnista de Phys Ed Gretchen Reynolds del New York Times dice, "Dejas de deshacerte de la grasa en tu sangre, empiezas a tener acumulaciones de grasa en el hígado, corazón y cerebro. Te quedas adormilado. Ganas peso. Básicamente estás mucho menos sano que si te mueves".

Estira tu cuerpo

Alzar los brazos y estirar el cuerpo puede ayudarte a quemar algunas calorías.

Ríete

Según un estudio del Centro Médico de la universidad de Vanderbilt, reírte entre 10 y 15 minutos puede quemar de 10 a 40 calorías.

Ponte de pie y trabaja

Una hora de pie mientras trabajas en la oficina te puede ayudar a quemar bastantes calorías.

Conserva una mentalidad fitness en el trabajo

Si trabajas muchas horas delante del ordenador, es posible que te quedes sin tiempo de ir al gimnasio. Con un par de mancuernas, puedes mantener el cuerpo activo.

Taconear

Dar golpes con tus pies usando los tacones te ayudará a estirar los músculos de las pantorrillas.

Levanta esas pantorrillas

Una manera fácil de quemar calorías en la oficina puede ser alzar las piernas en un ángulo correcto.

Opta por snacks sanos

Según los investigadores del centro de ciencias de la salud de la Universidad de Texas, la gente que toma dos o más refrescos dietéticos al día tienen un perímetro de cintura más ancho. En vez de eso, puedes optar por snacks más sanos, como un bol de frutas.

Mantén la postura

El esfuerzo extra que haces para estar tensa con los hombros atrás y los abdominales tensos te ayudarán a quemar algunas calorías.

Ve a la oficina en bici

Además de quemar las calorías extra, ir en bicicleta te ayudará a perder peso, a reducir estrés y a mejorar tu fitness.

Aparca el coche lejos de tu oficina

Si aparcas el coche a cierta distancia de la entrada de tu oficina, te obligarás a caminar un poco cada día.

Banner
Banner
Banner
Banner