Banner

Alimentos que no debemos conservar en el congelador.

Una de las maneras más prácticas de conservar algunos productos frescos es congelándolos. Pese a ello, cuidado porque el congelador no es la mejor solución para todos.

Los huevos crudos con cáscara:

Los huevos crudos no soportan el proceso de congelación y además pueden estallar al igual que una botella demasiado llena. Sin embargo, las claras de huevo si que pueden ser conservadas en el congelador durante un par de semanas.

Los quesos frescos:

Los quesos frescos no conservarán sus propiedades debido a su alto contenido en agua. Es muy proabable que al descogelarse se vean afectados tanto su sabor como su textura.

Melones y sandías:

El alto contenido en agua de estas frutas puede provocar una importante pérdida de sabor durante su descongelación. Para disfurtar de todo el sabor de los melones y las sandías, les recomendamos comerlos bien frescos y evitar comprarlos fuera de temporada.

Las papas:

Evitaremos congelar las patatas crudas y cualquier otro tipo de tubérculo sin cocinar. Estos perderán todo su sabor y no recuperarán su textura original.

Verduras y plantas crudas:

Al igual que el queso fresco y algunas frutas, las verduras tampoco se conservarán correctamente debido a la alta cantidad de agua que contienen. Al descongelarlas, nuestras tiras de zanahoria o demás se quedarán completamente blandas y perderán su sabor. Lo mismo ocurrirá si congelamos unas hojas de lechuga, endivia o cualquier otra planta cruda.

Los postres cremosos:

También evitaremos congelar los postres con textura cremosa como el mousse o la crema catalana. Además de ser muy fáciles y rápido de preparar, al congelarlos perderán su agradable textura y cuando los queramos comer ya no serán lo mismo.

La mayonesa:

Al descongelarse, la mayonesa adoptará una textura muy desagradable debido a su contenido en huevo. Al igual que todas las salsas, para disfrutar de todo su sabor y de sus aromas, lo ideal es prepararla justo antes de ser servida.

A modo de resumen:

Para conservar la textura y el sabor de los alimentos evitaremos congelar aquellos que contengan un gran porcentaje de agua como la fruta o las verduras crudas.

También debemos indicar la fecha de congelación de todo lo que metamos en el congelador para respetar los plazos máximos de conservación de los productos.

A la hora de descongelarlos, es preferible dejarlos en el frigorífico y no forzar la descongelación en el microondas.

Banner
Banner
Banner
Banner