Banner

Beneficios del boxeo.

Las técnicas de entrenamiento que utilizan los boxeadores resultan formidables para lograr fuerza cardiaca, flexibilidad y resistencia, sin mencionar que aprender técnicas de defensa podrían ayudarte en caso de algún incidente violento (esperemos que nunca sea el caso).

Entrenamiento a la Roky Balboa:

Puedes entrenar igual que un boxeador sin tener que pelear una sola vez en tu vida. Lo mejor es que en solo un par de semanas verás resultados y no te aburrirás porque emplea una amplia variedad de ejercicios. En general el entrenamiento de los boxeadores se compone por tres fases fundamentales:

Ejercicios extraños al boxeo:

Sí, aunque el boxeo es una disciplina en sí misma, utiliza diversos tipos de entrenamiento para lograr el desarrollo de los músculos y la resistencia física. Las principales armas del boxeador son sus brazos y la eficacia de sus golpes, pero la fuerza no radica solo en sus puños o bíceps, necesita hacer énfasis en sus deltoides, dorsales, pectorales y tríceps. Y no sólo eso, se trata de lograr eficacia en los golpes y  flexibilidad. Es por ello que el objetivo es lograr unos músculos largos, flexibles, ligeros y rápidos, no cortos y voluminosos. Algunos son:

Saltar la cuerda: Proporciona velocidad, ligereza en los desplazamientos y capacidad pulmonar.  No olvides respirar correctamente (sin abrir la boca) y llevando tu ritmo.

Subir escaleras: Excelente para conseguir resistencia y velocidad.

Trote: El boxeador alterna el trote continuo con sprints de 40 a 60 metros.

Caminata: Ayuda a relajar músculos.

Flexiones y estiramiento: Fundamentales para lograr flexibilidad.

Abdomen y pesas: Tonifica y da fuerza muscular.

Entrenamiento de box:

Ahora sí, el entrenamiento propio del boxeo utiliza los siguientes elementos:

Golpear el costal: El costal nunca falta en un gimnasio de boxeo. Golpear el bulto que cuelga del techo da al peleador noción de distancia y permite hacer combinaciones de golpes sobre un punto fijo.

Golpear la pera: Por ser pequeño y rebotador sirve para que el boxeador gane ritmo y afine sus movimientos con brazos y manos.

Manoplas: El boxeador lanza golpes contra el entrenador, quien dirige las manoplas a la cabeza para que el púgil las eluda.

Oponente imaginario o sombra: El boxeador debe practicar sus golpes contra sí mismo o un peleador imaginario.

Sparring: Es la última parte del entrenamiento y consiste en pelear contra un oponente varios rounds.

¿Cómo empezar?

Acércate a un gimnasio y averigua los horarios para las clases de boxeo. Es un ejercicio completo, que requiere un rendimiento físico importante y además, muy divertido. ¡No te arrepentirás!

 

Banner
Banner
Banner
Banner