Banner

Cómo cuidar el amor en los tiempos de las redes sociales.

El furor actual en el uso de redes sociales evidencia cierta intrusión en la vida privada de una persona, y también en la de su pareja. Logra que tu vida amorosa no se vea afectada. Atiende estos consejos y aprende a proteger tu relación amorosa:

1. Regula la exposición de tu vida privada:
La línea entre lo público y lo privado se ha vuelto cada vez más delgada. Si eres de esas personas que narra todo lo que le sucede dentro del espacio privado, abriendo las puertas de tu intimidad a todos sus conocidos incluyendo a tu pareja, ten cuidado. Un alto nivel de exposición será contraproducente para el vínculo. Respeta tu intimidad y concilia el modo de conducirte entre lo público y lo privado.

2. Ahórrate el peligro de los malos entendidos:
La palabra escrita en una red social es mitad de quien la escribe y mitad de quien la lee. No debes olvidar que independientemente de que tu intención sea comunicar un mensaje determinado, la persona que lo reciba puede interpretarlo de forma diferente debido a sus expectativas, emociones o experiencias. Por ello, no escribas impulsivamente y piensa antes de hacerlo, te ahorrarás muchos malos entendidos y discusiones innecesarias.

3. Evita que la red social se convierta en un alimento para los celos:
Los celos y el amor, aunque sea en diferentes graduaciones, suelen caminar de la mano. Si los celos son un problema, las redes sociales pueden convertirse en un provocador, convirtiendo tu relación en una tortura. No dejes que ello te ocurra. Manéjate con prudencia con los reencuentros virtuales de antiguas parejas o con la aceptación de contactos desconocidos del sexo opuesto.

4. No pierdas el control sobre las fotos publicadas:
La imagen es uno de los aspectos más importantes en una red social. Obviamente es la primera impresión que causamos a quien visita nuestro perfil. Sin embargo, por más que decidas qué fotos vas a publicar, no puedes controlar que tus contactos etiqueten o suban fotos personales. Para evitar perder el control o quedar expuesto, antes de posar para la foto, piénsalo dos veces.

5. Recuerda que "enemigos públicos, peleas públicas":
A partir del abuso de las redes sociales, los conflictos de pareja se pueden volver morbosamente públicos. Muchas parejas cuando se pelean inmediatamente "cambian de estado", pasando de estar "en una relación" a una "complicada" o a "soltero (a)". Cualquier "rastro" de la "ex" pareja es borrado o se despliega una guerra de comentarios malintencionados para que la otra parte sea presa de los celos o se sienta mal. No expongas a tu relación de esa manera cada vez que tienes una discusión. El conflicto es privado, sólo a ustedes les pertenece y sólo ustedes tienen derecho a opinar.

6. Utiliza este canal de encuentro:
En contraparte a lo que sucede entre las parejas ya formadas, las redes sociales funcionan para quienes están solos como un "canal de encuentro del amor". Indudablemente las redes sociales conforman una forma diferente y ventajosa de conocerse. Por ello, si tu estado dice "Soltero/a" saca provecho de él. Pero recuerda, si en tu búsqueda encuentras; ten cuidado con el uso y abuso de la exposición virtual.

Importante:
En esta "globalización en las relaciones amorosas" en la cual nos encontramos inmersos, no olvides que "a las palabras se las lleva el viento", pero en Internet todo lo que escribas, allí estará.

Banner
Banner
Banner
Banner