Banner

Tips para evitar roces en cuestiones de dinero.

Manejar temas de dinero, sea con la pareja, con familiares o con amigos, suele ser una cuestión delicada. Para evitar "roces", es fundamental que aprendas a ser claro pero diplomático. Ten en cuenta estos consejos, y verás que tratar cuestiones de dinero se convertirá en una tarea bien simple.

1- Aprende a priorizar:
Dinero o relaciones. Una sobrevaloración del dinero podría llevarte a desplazar lo esencial: las relaciones interpersonales. Si bien el dinero es un bien necesario para el funcionamiento de tu vida, no puede comprarlo todo. Por ello, y para evitar diversos tipos de roces, prioriza tus afectos y otórgales el valor que se merecen.

2- Cuentas claras:
Si de cuestiones económicas se trata, no dudes en separarlas de los temas personales. No te vengues con manejos de dinero, por cuestiones afectivas o vinculares. Habla de frente, es decir de manera directa, sincera y clara. Te ahorrarás posibles malentendidos que llevarán a "roces" innecesarios.

3- Diferencia la austeridad de la tacañería:
Una cosa es que seas prudente con el dinero o que ahorres para proyectos definidos. Otra totalmente diferente es que sufras gastando tu dinero, que te abstengas (y prives al otro) de las comodidades posibles o de vivir momentos agradables, si ello implicara un gasto adicional en su presupuesto. Relájate y disfruta de tu dinero con quien quieras y como quieras. La tacañería sólo te traerá complicaciones a nivel personal y en tu relación con los demás.

4- No presumas:
Una persona jactanciosa del dinero suele llenar su vacío interior con aspectos materiales y, a partir de ellos, buscar el reconocimiento de los demás con la intención de impresionarlos. Si lo que deseas es evitar roces en tu relación con los demás, escápale a este tipo de conducta. Sólo reflejará tu inmadurez y tu abrupta necesidad de llamar la atención.

5- Aprende a decir que no:
Con frecuencia se cree que prestar dinero a empleados, amigos o familiares es una forma de demostrar afecto o solidaridad; y en algunos casos es vivida como una obligación. Sin embargo, debes tener en cuenta que la temática del dinero abarca una serie de posibles conflictos que podrías evitar simplemente aprendiendo a decir que no. Si bien la decisión dependerá de las circunstancias, no te veas obligado o sientas como un compromiso el tener que prestar dinero. Si no lo deseas, no lo hagas. Nadie se enojará o tomará represalias contra ti si te niegas y explicas el por qué sinceramente.

6- No permitas que el dinero se convierta en un factor de poder:
Por lo general, el dinero es visto como un factor de poder que suele afectar los roles y el funcionamiento de una relación interpersonal. Sea en una relación de pareja, familiar o de amistad, es importante sostener cierto equilibrio de poder. No dejes que el dinero se interponga, proclamando su propia influencia. Adoptar esta posición, sólo perjudicará el funcionamiento natural y genuino de tus relaciones.

Importante:
La forma en que te manejas con tu dinero habla mucho de ti. Ya sea que lo derroches, lo escondas o lo ignores, analiza el vínculo que tienes con él, para poder cambiar aquellas conductas que perjudican tus relaciones interpersonales.

Banner
Banner
Banner
Banner